Seleccionar página

¿Qué Es Un Error Judicial?

Estamos ante un error judicial cuando simplemente una decisión no pueda subsumirse en una de las decisiones correctas permitidas por el sistema jurídico en el momento de dictarla. El error puede ser de hecho o de derecho y ser cometido por un juez de primera instancia, un tribunal de apelación o el máximo tribunal de un Estado.

 

02

MARZO, 2017

Derecho procesal
Jueces y magistrados
Error judicial

¡Hey! Danos LIKE y sigue todas nuestra publicaciones.

Conocer qué es un error judicial va más allá de un aspecto teórico o doctrinario. Determinar cuando estamos ante el error de un juez o tribunal nos proporciona un conocimiento esencial para realizar argumentos sólidos en contra de tales decisiones o en su caso solicitar indemnización.

Determinar qué es el error judicial es una cuestión difícil debido a la complejidad que implica la tarea de establecer un concepto claro y aceptado convencionalmente por los estudiosos del derecho.

Intentar determinar claramente qué es el error judicial quizá nos lleve a buscar en la ley y la jurisprudencia una definición, supuestos o una aproximación al error judicial. Sin embargo, muchos de los sistemas jurídicos carecen de una noción precisa. Si por otro lado, pensamos acercarnos a la doctrina, los estudios son pocos y no existe una definición convencional sobre qué es el error judicial.

Ante esta situación, en una primera aproximación podría considerarse que el error judicial implica que el juez ha emitido una resolución con falta de pericia. No obstante, las dificultades comienzan en el momento en que nos preguntamos cuando actúa con falta de pericia el juez o el tribunal.

Las respuestas podrían ser que estamos ante un error judicial cuando el juez o tribunal cuando actúan con una especie de dolo; o cuando la resolución cause algún tipo de daño a un ciudadano; o incluso, exista un desajuste manifiesto entre la solución ofrecida por el derecho y el caso resuelto por el juez.

En su obra El error judicial y la formación de los jueces, Jorge F. Malem Seña considera que las circunstancias mencionadas son irrelevantes. En su idea puede caracterizarse el error judicial en dos sentidos, uno amplio y uno restringido.

Error judicial sen sentido amplio

Malmem determina que en un sentido amplio se requiere de dos condiciones necesarias y suficientes para poder hablar de un error judicial:

1. Que existan una o varias respuestas correctas para un determinado problema jurídico.

2. Que un caso sea resuelto por un juez o tribunal, en ejercicio de su potestad jurisdiccional, no sea subsumido en alguna de esas respuestas correctas.

Así, estamos ante un error judicial cuando simplemente una decisión no pueda subsumirse en una de las decisiones correctas permitidas por el sistema jurídico en el momento de dictarla. El error puede ser de hecho o de derecho y ser cometido por un juez de primera instancia, un tribunal de apelación o una Corte Suprema.

Error judicial en sentido restringido

Por otro lado, en sentido restringido o error indemnizable Malem retoma la noción de Valeriano Hernández Martín:

“Es error judicial la equivocación crasa y palmaria cometida por un juez, Magistrado o sala de Magistrados en el ejercicio de funciones jurisdiccionales, siempre que dicha equivocación haya alcanzado firmeza, no sea debido a culpa del perjudicado y haya causado daños efectivos, evaluables e individualizados.”

Al respecto Malem realiza algunas aclaraciones. En primer lugar que el error judicial puede versar sobre aspectos normativos como facticos de la decisión judicial. En segundo lugar, a pesar de señalarse en la definición que debe ser únicamente sobre sentencias, se considera que también podrían presentarse en autos o providencias.

En tercer lugar, solamente son sujetos activos del error judicial los jueces, magistrados y quienes cumplan sus funciones en la administración de justicia, en tanto desarrollen la actividad jurisdiccional. Como cuarto punto, las equivocaciones en la interpretación y aclaración deben ser claras, manifiestas y patentes.

Como quinta aclaración, Malem determina que no es necesario que el juez o magistrado hayan actuado con dolo o culpa. En sexto lugar, para que exista indemnización por el error judicial, la parte afectada no debe haber actuado con dolo o culpa.

En la séptima aclaración se establece que el error judicial debe causar un daño para dar lugar a la indemnización y, como octavo punto, debe existir una relación de causalidad entre el error y el daño. Finalmente, en la novena aclaración se establecen los requisitos para la solicitud de la declaración del error judicial.

¿Consideran adecuada la caracterización del error judicial? Los invitamos a comentarnos.

Publicaciones relacionadas

¡Te invitamos a comentar!