Seleccionar página

La Sufragista Mexicana: Hermila Galindo

Hermila Galindo comenzó a estudiar el pensamiento feminista socialista, profundizando en el análisis de las estructuras sociales. Las personas que influyeron en gran manera en el pensamiento de Hermila Galindo son: August Bebel, Clara Zetkin, Alejandra Kollontai, Mary Wollstonecraft y Flora Tristán. 

08

MARZO, 2017

Derechos de las muejeres
Día de la mujer
Hermila Galindo

¡Hey! Danos LIKE y sigue todas nuestras publicaciones.

Hermila Galindo Acosta nació el 2 de junio de 1886 en Lerdo, Durango. Fue hija de Rosario Galindo y Hermila Acosta, quedó huérfana a los pocos días de nacida, por ello su tía Ángela Galindo se encargó de la educación y cuidados de la pequeña Hermila.

Estudió una carrera corta en la Escuela Industrial de Señoritas en Chihuahua, su padre observó su dedicación al estudio e inteligencia y era su deseo que estudiara Química, aunque fallecería antes de poder enviarla a estudiar al extranjero. Tras la muerte de su padre sus hermanos mayores se encargaron que Hermila no disfrutará ninguno de los bienes heredados por su padre, al necesitar recursos Hermila comenzó a dar clases particulares a niños cuando apenas tenía 13 años.

En el aniversario por el natalicio de Benito Juárez en 1909, Galindo se encontraba en Torreón para la celebración del acto en donde el abogado Francisco Martínez Ortiz expresaría un magnífico discurso con críticas al presidente Porfirio Díaz, que Hermila transcribió. Los opositores de Díaz pidieron una copia del discurso pronunciado y por la valentía de Galindo la hicieron partícipe en la difusión de propaganda contra el gobierno de Díaz.

A la par de su activismo político, Galindo comenzó a estudiar el pensamiento feminista socialista, profundizando en el análisis de las estructuras sociales. Las personas que influyeron en gran manera en el pensamiento de Hermila Galindo son: August Bebel, Clara Zetkin, Alejandra Kollontai, Mary Wollstonecraft y Flora Tristán. Por sus conocimientos y aptitudes fue nombrada oradora en 1914 con la finalidad de pronunciar un discurso ante el ahora presidente Venustiano Carranza, quien ante el ahínco de la joven la llamó a trabajar para él.

Fundó en 1915 el semanario ilustrado “Mujer moderna” que dirigió hasta el 16 de septiembre de 1919 y en el que se publicarán 102 números. El eje conductor de las publicaciones era la reivindicación de la mujer, la publicación de discursos  y la convocatoria a otras mujeres para tomar consciencia de los temas que las afectaban directamente (religión, divorcio, derecho al voto, sexualidad, entre otros). “Mujer moderna” se difundió en el interior de la república y promovió las ideas feministas, como ella misma lo escribió sobre el interés de la publicación “dedicada a defender los derechos de la mujer mexicana, su emancipación y engrandecer sus santas misiones, no sólo en el hogar sino en sus deberes con la Patria”.

Una de las desigualdades más notorias era el derecho al voto, las mujeres no tenían acceso al mismo o se consideraba que podían emitir su opinión a través de los hombres que las representaban. Al llevarse a cabo el Primer Congreso Feminista en Yucatán, del 13 al 16 de enero de 1916, se propusieron puntos urgentes para debate, entre los que destacaron:

1. el sufragio femenino.

2. la idea que el cerebro de la mujer era más pequeño y, por ende, sus ideas eran más cortas que las masculinas.

3. Obligación de la mujer en la crianza de los hijos.

4. Educación de las mujeres.

5. Sexualidad de la mujer.

6. Escuela racionalista.

7. Luchó por el sufragio femenino

Dentro del Primer congreso Feminista mandó pronunciar, ya que no pudo acudir, un ferviente discurso sobre la necesidad de educar en todos los aspectos a la mujer. En virtud que el desconocimiento hacía fácil la manipulación de la mujer, el poner obstáculos y prejuicios moralistas a la sexualidad de la mujer y, en consecuencia, su exclusión de ámbitos públicos destinados sólo al género masculino. Muchas de las afirmaciones de Hermila escandalizaron a algunas de las asistentes, sin embargo sus argumentos eran sólidos y contundentes: Se necesita una educación plena de las mujeres para lograr su progreso.

Se llevó a cabo un Segundo Congreso Feminista y para el Galindo preparó un discurso sobre los ataques recibidos en el primer congreso, propone una igualdad de ilustración entre hombres y mujeres los mismos derechos. Será en éste segundo discurso donde se observa claramente la postura de Galindo en torno a la emancipación de la mujer y las formas de lucha para lograr su dignificación.

“Es de estricta justicia que la mujer tenga voto a las elecciones de las autoridades, porque si ella tiene obligaciones para con el grupo social, razonablemente es que no carezca de derecho.”

Hermila Galindo

Fueron muchos los aspectos en donde influyó el pensamiento de Hermila Galindo como la promulgación de la Constitución; la promulgación de la Ley del matrimonio, que reconocía el derecho de las mujeres casadas a administrar sus bienes; La promulgación de la Ley del Divorcio; La promulgación de la Ley sobre Relaciones Familiares, que promueve que la mujer participara en la elección de su consorte y que la mujer pudiera contraer nuevo matrimonio si la causal de divorcio era adulterio; entre las múltiples conferencias y discursos que pronunció para expresar la necesidad de la dignificación de la mujer.

Justo un año posterior a la aprobación del sufragio femenino, en 1954 falleció Hermila Galindo. Hoy una presea para mujeres destacadas lleva su nombre y su pensamiento es motivo de investigación e inspiración.

Publicaciones relacionadas

¡Te invitamos a comentar!