Seleccionar página

La Oralidad En Las Controversias De Orden Familiar

“Un aspecto relevante en materia oral familiar son los principios que rigen el procedimiento y que deberán atender los estudiosos y estudiosas de derecho, ya que sin ellos la naturaleza de los juicios se perdería y afectaría su correcto desarrollo.”

03

FEBRERO, 2017

Derecho familiar
Juicios orales
Controversias de orden familiar

¡Únete a nosotros!

La implementación de los  juicios orales en materia familiar implicó, entre otras cosas, la determinación de las controversias que podrán tramitarse ante un juez de proceso oral.

La necesidad de llevar a cabo en el menor tiempo posible los juicios atiende a la importancia de los mismos, es decir, existen conflictos que por su naturaleza e importancia requieren llegar a su fin rápidamente y sin perder el debido proceso. Ante ello se decidió que ciertos juicios en materia familiar se atendieran en juzgados orales. En ésta ocasión les presentaremos qué asuntos conocen los juicios orales en materia familiar en la Ciudad de México y los principios que los rigen.

Los órganos jurisdiccionales encargados de estos asuntos pertenecen al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México son llamados Juzgados de proceso oral en materia familiar o también Juzgados de oralidad familiar, se encuentran ubicados en Avenida Fray Servando Teresa de Mier número 32, colonia centro, delegación Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Adquirieron sus facultades por el decreto que adicionó diversas disposiciones del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal y por el que se reformaron diversas disposiciones de la Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, publicado el nueve de junio de dos mil catorce en la Gaceta Oficial del Distrito Federal número 1874 BIS. Su finalidad es lograr una mayor protección de los derechos relacionados con los miembros de la familia, ya que el juez tendrá la posibilidad de tener contacto directo con las partes y contar con amplias facultades para allegarse de las pruebas necesarias para dirimir el conflicto.

 

Edificio del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal en la Avenida Fray Servando

Siendo necesario evitar formalismos que retrasen o impidan su debida resolución; se propuso el predominio de la oralidad en el proceso como una vía para expedir justicia contemplando las necesidades de la sociedad y realizarlo de manera eficaz. En el artículo 1019 del Código citado expone cuáles son las controversias que podrá conocer el juez de proceso oral en materia familiar, encontrando los siguientes:

1. Alimentos;

2. Guarda y custodia;

3. Régimen de convivencias;

4. Violencia familiar;

5. Nulidad de matrimonio;

6. Rectificación o nulidad de los atestados de Registro Civil;

7. Filiación;

8. Suspensión o pérdida de la patria potestad;

9. Constitución Forzada de Patrimonio familiar;

10. Cambio de Régimen patrimonial controvertido; y,

11. Interdicción contenciosa.

“La oralidad es el proceso de comunicación (verbal, vocal y corporal o no verbal), entre dos o más interlocutores presentes físicamente todos en un mismo espacio. La oralidad debe ser diferenciada del simple hablar en voz alta cuando hablar deviene expresión pero no comunicación”

Francisco Garzón

Posteriormente, el primero de junio de dos mil quince por acuerdo 11-23/2015 del Pleno del Consejo de la Judicatura del Distrito Federal se adicionaron diecisiete tipos de juicio que también conocerán los jueces orales familiares siendo:

1. Suspensión de la patria potestad;

2. Perdida de la patria potestad;

3. Limitación de la patria potestad;

4. Terminación de la patria potestad;

5. Reconocimiento de la patria potestad (ambos padres mueren);

6. Otorgamiento de la patria potestad;

7. Recuperación de la patria potestad;

8. Preferencia en el ejercicio de la patria potestad;

9. Excusa de la patria potestad;

10. Nulidad de actas;

11. Constitución de patrimonio familiar voluntario y forzoso;

12. Extinción de patrimonio familiar;

13. Disminución o aumento de patrimonio familiar;

14. Modificación de régimen patrimonial;

15. Liquidación de Sociedad Conyugal, no contencioso;

16. Interdicción; y

17. Nulidad de declaración de estado de interdicción y/o Cesación de Interdicción.

Finalmente, por acta 35/2015 que entró en vigor el primero de octubre del dos mil quince se adicionaron los siguientes juicios al oral familiar:

1. Divorcio incausado solicitado por ambas partes;

2. Dependencia económica;

3. Autorización para salida de menores del país; y

4. Acreditación de concubinato.

Por otro lado, los procedimientos que no conocerá específicamente el juez oral familiar, porque se tramitarán bajo sus reglas generales, son los referentes a:

1. Jurisdicción voluntaria;

2. Divorcio incausado unilateral;

3. Pérdida de patria potestad de menores acogidos por una institución pública o privada de asistencia social;

4. Levantamiento de acta de reasignación para la concordancia sexo-genérica; y,

5. Adopción nacional

Un aspecto relevante en materia oral familiar son los principios que rigen el procedimiento y que deberán atender los estudiosos y estudiosas de derecho, ya que sin ellos la naturaleza de los juicios se perdería y afectaría su correcto desarrollo. Los principios en materia oral familiar, artículo 1020 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, son:

1. Oralidad;

2. Publicidad;

3. Igualdad;

4. Inmediación;

5. Contradicción;

6. Dirección procesal;

7. Impulso procesal;

8. Preclusión; y

9. Continuidad y concentración.

Como podrán observar gracias a éstas reformas y adiciones hoy se llevan a cabo en juicio autónomo procedimientos que antes se tramitaban vía incidental, se acortan los tiempos en los que se obtenía una respuesta por el juez y brinda a éste último la posibilidad de intervenir en las audiencias para escuchar a las partes y atender detalles que no se precisaron en el escrito inicial de demanda.

Aún falta hacer un balance sobre los asuntos que se resuelven por la vía oral familiar y si efectivamente se respetan los tiempos establecidos en la legislación; sin embargo, dota al postulante de herramientas para ejercer de mejor manera nuestra amada profesión.

Publicaciones relacionadas

¡Te invitamos a comentar!